El jardín Japonés

jardin_zenAl jardí­n japonés se lo conoce como “Jardí­n ” y la base o principio del mismo es el respeto a la naturaleza. Cada elemento del paisaje del jardí­n pertenece al yin y yan cada uno representa un polo sexual- y justamente el equilibrio de ambos es lo que constituye el paisaje ideal.

Debido a que la naturaleza es un ideal nunca se debe crear algo que ella no pueda hacer por sus propios medios; un ejemplo podría ser un estanque cuadrado, ya que nunca habrá uno creado por la naturaleza. Los elementos o componentes básicos del jardí­n japonés son la arena, las rocas, las piedras, el agua o la grava.

Las rocas son uno de los elementos fundamentales y poseen una gran fuerza simbólica por lo que deben ser elegidas con cierto cuidado. Son ideales aquellas que poseen formas artísticas.

El agua en un jardí­n basado en este estilo debe dar la sensación de que brota o emana de la vegetación. Un surco de agua que simula el recorrido de un rí­o trae el sentimiento de valle. Las cascadas son un elemento muy caracterí­stico también debido a que introducen el sonido y el movimiento en el diseño del jardí­n. No es aconsejable que la misma se logre ver en su totalidad desde ningún punto del jardí­n.

Respecto a las plantas y flores, estas no deben abundar en el , sino más bien dar un toque de distinción al mismo para evitar desviar la atracción visual.
Los puentes que se relacionan con el agua- son otro de los elementos que conforman un foco de interés en el jardí­n japonés, al igual que las islas.

También existen los jardines secos, los cuales sustituyen el agua por la grava, marcando en la misma formas naturales.

Comparte este artículo

Post Comment