Cuidados en verano

En el verano, hay una serie de detalles que tenemos que tener en cuenta a la hora de cuidar nuestro jardín y nuestras plantas, sobre todo si éstas son de exterior.

El primer punto a tener en cuenta es el riego, ya comentamos en este blog en más de una ocasión que el riego a pleno sol puede suponer un despilfarro de agua interesante, debido a la evaporación, por tanto la mejor hora para regar es al final de la tarde o por la mañana muy temprano. Por este motivo, suele ser habitual disponer de un sistema de riego automático, que nos permita programar las horas a las que queramos regar, de este modo no tendremos que estar siempre pendientes. No obstante, si regamos con manguera es bueno que la alejemos del sol.

Por otro lado, en verano hay que tener especial cuidado con las plantas que necesitan suministro de agua de forma habitual, ocuparnos de que la tierra esté húmeda y refrescar de vez en cuando el follaje puede ser una de nuestras prioridades.

Otro consejo que os damos es que atendáis especialmente a las plantas que habéis trasplantado o plantado recientemente, ya que en esta época del año son mucho más vulnerables por haber temperaturas más extremas, de igual modo ocurriría en invierno.

Comparte este artículo

Post Comment