Cuidados de las orquídeas

Es posible que hayas tenido suerte este San Valentín y tu pareja te haya regalado algún regalo o unas flores para festejar el día de los enamorados y el amor que siente por ti. Es algo habitual donde los haya y es por eso que estarás contenta pero, ¿y si no conoces qué enfermedades puede tener la planta?

Si te ha regalado una orquídea, una de las flores que más de moda lleva desde hace unos años, ésta suele sufrir algunos trastornos hasta que se adapta del todo y has de tenerlo muy en cuenta.

Entre ellos, los más básicos es con respecto a no recibir la luz determinada o a regarlas en exceso, algo perjudicial para ellas. También la cercanía de las calefacciones puede provocar que se enferme porque las hojas se arrugan.

Como soluciones estaría, en el caso de luz, dejar que le diera el sol las primeras horas del día (si el sol calienta mucho) y las últimas de la tarde. Es mejor tener la planta en un lugar soleado que no en sombra porque la planta necesita luz.

Para regarla siempre has de tocar la tierra. No hay que dejar que esté seca pero al menos húmeda. Algunas veces poner un dispensador de agua te viene mucho mejor porque así la planta coge el agua que necesita mientras haya.

En cuanto a las calefacciones siempre recomiendo que las plantas estén alejadas de las mismas. De esta manera la procuras un lugar fresco con una temperatura constante.

Entre las plagas que las orquídeas sufren están: pulgones, araña roja y cochinillas. Todas ellas suelen atacar en otoño y primavera (algunas veces, dependiendo del clima, también podrían hacerlo en verano). Para eliminarlas puedes usar insecticidas (aunque yo prefiero remedios naturales, más en el caso de las orquídeas que son delicadas) para tratarlas.

Comparte este artículo

One Comment - Deja un comentario

  1. HECTOR JAVIER FLOREZ · Edit

    Que nutrientes, abonos o quìmimicos se le pueden aplicar a las orquìdeas para su floraciòn?.

Post Comment