Bonsái a partir de semillas

Lo primero que hemos de decir es que, un bonsái a partir de semillas es un trabajo que no va a ser de la noche a la mañana sino que nos va a tardar años poder conseguir un bonsái, eso sí, a nuestro gusto desde el primer momento, pero deberemos esperar mucho tiempo.

Para crear el bonsái necesitamos semillas y para ello lo mejor es obtenerlas de viveros o tiendas especializadas, o bien de parques y jardines. Tenemos que ver qué especie es la más adecuada.

A continuación unos dicen que la semilla ha de remojarse en un vaso con agua caliente y después raspar la cáscara con una lija y picar la punta opuesta a la inserción con una tijera de podar.

Una vez hecho se siembra y se esperará a que la planta nazca y se desarrolle. Hay que tener en cuenta que debemos ir fijando su crecimiento y forma desde el primer momento para que se amolde a lo que queramos.

Normalmente en un plazo de 5-10 años podrás tener un buen ejemplar para terminar de convertirlo en bonsái.

Comparte este artículo

Post Comment