10 Flores con las que preparar tus ramos de otoño

Rosa, crisantemo verdeRosas: La rosa es una flor que puede cultivarse en cualquier época del año, además de ser la flor más utilizada en la preparación de cualquier ramo de flores. Elige rosas rojas, naranjas o de color crema, que irán bien combinadas con el resto de flores que te proponemos.

Crisantemos: Es una planta típica del otoño, aunque cultivada en invernadero, puede encontrarse en cualquier época del año.  Hay una gran diversidad de colores. Elige colores cálidos o arriésgate con el crisantemo verde, delicado y original.

GirasolesGirasol: Suelen ser los protagonistas de cualquier ramo, dado su tamaño y la viveza de sus colores. Combínalas con flores sencillas, como los brezos; de forma alargada como las boca de dragón o con crisantemos verdes.

Boca de dragón o dragonaria: Flores que crecen en un racimo alargado y que se pueden encontrar en multitud de colores.

Iris: Los iris o lirios son flores perfumadas de gran tamaño, que puede encontrarse en diversos colores, desde azules y púrpuras, a rojos, blancos y amarillos. También pueden encontrarse especies con flores de color jaspeado. Es una flor cautivadora que puede cultivarse en cualquier época del año.

Rosas y brezoBrezo: El brezo es una flor típica del otoño cuyas flores crecen extendiéndose a lo largo de sus tallos erguidos. Es una planta silvestre que dará a nuestros ramos un toque natural, bucólico y campestre.

Fresias: Son unas flores acampanadas, de seis pétalos, perfumadas y con variedad de colores. Resultan delicadas y sensuales. Combinan muy bien con rosas, dalias, crisantemos o margaritas.

Gerbera: Son flores parecidas a las margaritas, aunque algo más grandes. Es fácil encontrarlas con una gama de colores cálidos.

Zinnia: Son parecidas a las gerberas, margaritas o dalias. Con tallo largo, ideal para cualquier ramo, y corola de pétalos en forma de pompón, que pueden conseguirse en una amplia gama de colores.

ramos de orquídeasOrquídeas Cymbidium: Es una planta que suele florecer durante el otoño y el invierno. Puede encontrarse en tonalidades amarillas, verdes y marrones, además, debido su gran belleza resultan perfectas en cualquier ramo.

Por último, no olvides combinar tus ramos con hojas secas, bayas, semillas o frutos. No mezcles demasiados tipos de flores, dos o tres es lo perfecto, y el resultado será más delicado si la gama de color de éstas no contrasta demasiado.

Comparte este artículo

Post Comment