Rhodiola Rosea: una planta contra la depresión

Rhodiola rosea
Rhodiola Rosea

La Rhodiola Rosea ha sido investigada por su poder como adaptógeno.

La Rhodiola Rosea es una planta de la familia de las Crasuláceas. Crece de forma silvestre en las regiones del Ártico y las cumbres de sistemas montañosos europeos y asiáticos.

Se trata de una planta perenne y de pequeño tamaño, ya que se desarrolla en climas extremadamente fríos.

Sus tallos erectos y de color verdes, se cubren por completo de hojas carnosas y dentadas de forma elíptica.

La Rhodiola Rosea florece dando lugar a una eflorescencia terminal compuesta por pequeñas florecillas de color amarillo.

Rhodiola_rosea_close_fullEl principio activo de la planta se encuentra en la raíz, conocida en la medicina tradicional como Raíz del Ártico.

Su uso está relacionado con un aumento del nivel de serotonina y dopaminas, que contribuyen a una correcta salud mental. Estas sustancias nos ayudan, entre otras cosas, a sentir placer, reducir el estrés o mejorar estados depresivos.

Se cuenta que la planta fue utilizada por científicos de la Unión Soviética como un adaptógeno que servía para mejorar el rendimiento inmunológico, intelectual  y físico.

En cuanto a sus resultados como antidepresivo, en 2007 el Nordic Journal os Psychiatry publicó un estudio en el que una serie de pacientes habían sido tratados con Rhodiola Rosae. Los resultados del estudio concluyeron que los pacientes  mejoraron claramente su estado de ánimo y su rendimiento mental.

Esta planta se comercializa en herbolarios, pero hay que contrastar que sus niveles de calidad y pureza sean los adecuados.

Comparte este artículo

Post Comment