Estilos de bonsáis

Los bonsáis sabes que no siempre son rectos, aunque los que venden en los centros comerciales tienden a ser de esa manera. Pero lo cierto es que hay muchos estilos de bonsáis que quizás sería bueno que supieras cuáles son porque pueden llamarte más la atención (o a lo mejor tienes uno pero no sabes cómo es).

Los estilos de bonsái son los siguientes:

Estilo Chokkan. Está basado en ser un árbol recto y, como tal, el tronco es recto hacia arriba donde después se expande en las ramas.

Estilo Moyogi. Es un estilo habitual en los bonsáis que podemos comprar a precios módicos donde el tronco hace algunas curvas y tiene un estilo libre.

Estilo Hokidachi. El tronco es derecho y las ramas se extienden como una especie de escoba. Se puede decir que sería el estilo más parecido a un árbol de verdad.

Estilo Kengai. Este es difícil de conseguir pero no imposible. El árbol, en lugar de ir vertical hacia arriba, lo que hace es que va hacia abajo, como si cayera.

Estilo Bunjin. Se caracteriza por un tronco fino y follaje mínimo.

Estilo Shakan. Es un bonsái inclinado, a veces por la fuerza del viento, algo así como si se hubiera curvado por los elementos de la naturaleza.

Estilo Fukinagashi. Igual que el otro, pero quizás con una inclinación más fuerte, como si viviera siempre en una zona donde el viento fuera quien controlara la inclinación, las ramas, etc.

Estilo Ishizuque. Es un bonsái que tiene incrustado, bien el tronco o parte de las raíces, en una roca.

Estilo Yoshue é. Se trata de un bosquecillo de bonsais. Eso sí, siempre en número impar, nunca par porque dicen que trae mala suerte.

Comparte este artículo

Post Comment