El peligro de la cicuta

cicuta
Seguro que si os decimos el nombre de os vendrá a la mene el clásico veneno que utilizaban los romanos. Procedía de la planta de nombre homónimo y aunque es muy conocida, no todo el mundo sabe sobre sus características principales. Además, aunque esta planta se usa como medicina natural como remedios de la botánica, puede llegar a ser verdaderamente peligrosa.

Características de la cicuta

Esta planta tiene varias características muy llamativas. Una de ellas es el olor tan característico que siempre la acompaña. La podemos encontrar mucho más cerca de lo que pensamos. La hay en parques, jardines e incluso cunetas de la carretea.

La cicuta es una de las plantas más tóxicas que hay a causa del índice de alcaloides tóxicos con los que cuenta. Entre ellos destaca la coniína o coniceína, la cual puede provocar una parálisis general del cuerpo.

Esta sustancia se encuentra en sus frutos así como hojas y raíces. Su ingesta ataca directamente al estómago y a la vista. En grandes cantidades provoca parálisis y posterior muerte. una pequeña cantidad puede ser suficiente para ese desenlace fatal. Recuerda que tocarla no es peligroso pero sí ingerirla.

Dependiendo de la cantidad ingerida por error puede producir diferentes síntomas. Vértigos, mareos, algunas alucinaciones, dermatitis, convulsiones, náuseas y sensación de embriaguez.

¿Tiene alguna utilidad?

Puede utilizarse para fines médicos y entre ellos destaca por ser buena contra los dolores intensos. Siempre debe ser suministrada por un médico, nunca hay que auto medicarse. Se utiliza como antiespasmódico, narcótico y sedante.

También es efectiva en el tratamiento contra el asma y en el tratamiento de enfermedades graves como la ictericia, sífilis y también la epilepsia. Aunque es una planta que tiene sobre todo mala fama por sus efectos negativos, también hemos podido ver que puede sacarse algo de provecho de ella. ¿Conocías sus características?

Comparte este artículo

Post Comment