Mantener los guantes de jardinería limpios

Los guantes de jardinería es una de las herramientas que usamos para el jardín porque con ellos nos protegemos las manos y podemos coger las plantas sin tanto temor a hacernos daño o incluso a que éstas nos provoquen alguna reacción en la piel (hay plantas que pueden hacerlo aún cuando no nos damos cuenta o no somos conscientes de ello).

Por eso, los guantes, como modo de protección, son imprescindibles en los jardines y, como ocurre con todo lo demás, también los guantes se pueden ensuciar y eso hace que tengas que lavarlos, bien a mano o en la lavadora.

Si los echas en la lavadora el principal problema que te encuentras al sacarlos es que se han hecho mucho más pequeños y piensas que ya no valen pero ahí va un pequeño truco porque, si te los pones, aún mojados, recién sacados de la lavadora, recuperan la forma que tenían en cuestión de segundos. Lo que no puedes hacer es dejarlos que se sequen porque entonces no lograrás llevarlos a su misma forma.

Otro de los consejos que te podemos dar para los guantes es con respecto al sudor porque las manos, dentro de los guantes, sudan y eso va ensuciando los guantes también por dentro. Para limpiarlos por dentro puedes echarles un poco de polvos de talco y frotar con las manos (como si friccionaras). De este modo los limpias en poco tiempo y además quedarán más suaves a la hora de ponértelos protegiendo también la piel de tus manos.

Recuerda que los guantes han de protegerte, si en algún momento los ves muy desgastados o que ya no te protegen lo que hacían antes, quizás sea hora de cambiar de guantes y comprar otras nuevos (sobre todo si trabajas con plantas que puedan tener espinas).

Comparte este artículo