Plantas y calefacción

Con el tiempo que estamos teniendo (en el que por la noche refresca bastante y seguro que ya te has puesto algo de manga larga) seguro que ya empiezas a pensar en la calefacción de casa, al menos para saber si está preparada para el invierno o haría falta limpiarla, que también puede pasar.

Sin embargo, en verano solemos poner las plantas en cualquier sitio, despreocupándonos un poco de los radiadores, porque al no estar activos no tenemos problema pero, ¿qué pasa cuando se enciende la calefacción?

Las plantas, por lo general, van a notar el cambio y van a cambiar su comportamiento cuando haya un foco de calor a su lado pudiendo incluso ser perjudicial para ellas. Pero es que no se soluciona quitando de ahí a la planta y alejándola del radiador, a veces un ambiente “cargado” y con una temperatura elevada (aún cuando su ficha diga que no le pasa nada a esa temperatura) puede afectarle, más aún se ha habituado a otra temperatura.

¿Qué hacer entonces? Habrá que controlarla. Lo más lógico es pensar en que si comienza a dar signos de “apagarse”, la saquemos a la ventana o al balcón y la dejemos allí hasta la noche, cuando tendremos que meterla para que no pase heladas.

Poco a poco podemos conseguir que se habitúe de nuevo a una temperatura más elevada pero nunca de golpe.

Comparte este artículo

Post Comment