Los Suelos y su importancia

La actividad biológica del suelo es importante para el fortalecimiento de los organismos del suelo, tanto para animales como vegetales. Estos órganos tienen una fuerte influencia en la génesis y el mantenimiento de la organización de los constituyentes del suelo, especialmente en los horizontes superficiales.

Las hormigas, termitas y lombrices de tierra comen y excretan los materiales que forman los micro agregados de los poros del suelo y la construcción del mismo.

Principales limitaciones del suelo:

Para suelos muy tropicales (como las Islas Canarias) por citar un ejemplo en España, tienen una determinada variedad de suelo y, por tanto, con diferentes posibilidades de otros suelos.

Problemas con la acidez del suelo (84%)
Los suelos que tienen alta concentración de aluminio y, en menor medida, hierro y manganeso.
Estos elementos afectan a la raíz del crecimiento y disminución de la disponibilidad de algunos nutrientes.
Esta limitación (acidez) se puede corregir con la aplicación de los programas correctivos.

Los Problemas con la salinidad del suelo (2%)
Suelos que tienen alta concentración de sales, principalmente de sodio. Existe la dificultad de crecimiento de las raíces, la absorción del agua debido al potencial osmótico (sequía fisiológica) y en general el desequilibrio entre los nutrientes.
La corrección de estas tierras es factible con el drenaje y el uso de cargueros de productos químicos (yeso) y una alta cantidad de agua para eliminar el sistema de sodio.

Los suelos que tienen poco volumen, para el desarrollo de la raíz. Por ese problema las plantas absorben pocos nutrientes, son fácilmente objeto de déficit hídrico.

Suelos sin limitaciones para uso agrícola, los suelos que no tienen las limitaciones a la producción agrícola y, por tanto, maximizan el retorno sobre el capital invertido, tienen buenas reservas de nutrientes, un buen drenaje, buenas propiedades físicas (estructura, textura, etc) y el contenido de agua que aborda el ciclo de planta.

De ahí la importancia del tratamiento del suelo, por eso los resultado para quienes se dedican a la agricultura, con esa lógica podemos aplicarla y claro en menor escala a nuestro jardín o áreas recreativas para tener saludable nuestra “zona verde”.

Comparte este artículo

2 Comments - Deja un comentario

Post Comment