Adiós a las moscas de tu jardín

Una de las cosas más molestas que podemos tener en nuestro jardín, es un exceso de insectos alados, como pueden ser, avispas o moscas y… como en el exterior los insecticidas poco pueden hacer, hoy os vamos a indicar unos sencillos pasos para construir una trampa para estos insectos.

En primer lugar necesitamos hacernos con una botella de agua, de plástico, de 1 litro de capacidad aproximadamente. Una vez que tengamos nuestra botella, cortaremos más de ¼ a partir del tapón, quitamos el tapón, y tendremos una especie de embudo. A este trozo le daremos la vuelta, dejando la boquilla hacia abajo, y lo juntaremos con la otra parte de la botella, de forma que queden lo mejor unidas posible, para sellar esa unión podemos usar pegamento resistente al agua.

El siguiente paso es conseguir un material, como una cuerda o similar, que nos permita colgar la botella, en su interior echaremos agua con azúcar y ya sólo tendremos que esperar a que los insectos, entren atraídos por el dulce, éstos podrán entrar, pero no salir.

Comparte este artículo

Post Comment