Guantes para trabajar con plantas

Supongo que sabrás que, cuando se va a trabajar en un jardín, hay que ponerse unos guantes para no tener arañazos ni accidentes innecesarios, para, además, ser capaces de llegar a sitios donde podríamos lastimarnos las manos o los brazos.

Lo más normal es que los guantes sean aquellos que tienen la palma de látex para evitar que las herramientas resbalen de las mismas. Además, has de saber que hay distintos tipos de guantes, no en cuento a diseño o marcha, sino en cuanto a largo, ya que, si se va a trabajar con plantas grandes donde has de introducir el brazo para llegar a varios sitios, lo mejor es usar unos guantes más largos.

Los guantes nos protegen no sólo de los arañazos sino también de tocar cosas que no queremos tocar. Una recomendación que haría sería la de que, si los usas para tratar una planta enferma, no los uses de nuevo hasta que los limpies, de esa manera evitas contagiar otra planta.

Comparte este artículo

Post Comment