Cultivar lechugas

Una de las plantas que nuestros hijos pueden cuidar sin muchos quehaceres en ella es la lechuga, un planta que crece sin muchos cuidados y que nos ofrece un crecimiento rápido y visible para los ojos (de esta manera los niños no se aburren) son las lechugas que, al contrario de lo que otros pueden pensar, pueden plantarse en macetas y cultivarse en ellas.

Lo primero que se necesita es una jardinera rectangular de, al menos 50×15 cm. Lo mejor es comprar plantas que ya estén un poco crecidas pero también se pueden comprar semillas para verlas desde el principio.

La lechuga no requiere un riego abundante, solo necesita que se riegue una vez a la semana pero si que se necesita que la tierra sea rica en minerales, vitaminas y todo aquello que las plantas necesitan. Debemos protegerlas de las plagas y utilizar fertilizante para hortalizas (pero si no quieres echarle tampoco le pasa nada).

Comparte este artículo

One Comment - Deja un comentario

Post Comment