Agua de lluvia para tus plantas

Quizás no lo has oído nunca pero dicen que el agua de lluvia es la mejor forma de regar tus plantas, aunque no la primera lluvia que cae si hace mucho tiempo que no ha llovido. De hecho ese agua, por la cosa de limpiar el ambiente, suele llevar muchas partículas que, aunque no son nocivas para las plantas, si se puede evitar no se ha de recoger ese agua sino esperar unas horas o días para hacerlo y después usar ese agua para regar las plantas.

El agua de lluvia es la más natural para las plantas y también la que mejor les viene. Puede incluso sanar a una planta enferma (lo digo por experiencia) y son muchos profesionales los que tienen un tanque para recoger el agua de lluvia y usarla para regar después (al menos hasta que se acaba el suministro pues ya sabes que no llueve a gusto de todos).

Sea como sea, para recoger el agua no tienes más que poner un cubo o algo parecido en el exterior y dejar que se llene con el paso de los días y las lluvias. Normalmente encontrarás que en el fondo hay suciedad o incluso piedrecitas. Eso es porque a veces el agua de lluvia descarga con mucha fuerza y trae con sigo suciedad. Por eso a la hora de regar convendría “colar” ese agua para eliminar eso y así usar solo el agua, no el resto que trae.

Eso si, si recoges el agua ten cuidado cuando la dejes al aire libre porque, si no la gastas, hasta ese agua se puede pudrir de tenerla mucho tiempo y no usarla (empezarás notando que huele mal) y si la usas para tus plantas el olor se lo puedes transmitir a ellas.

Comparte este artículo

Post Comment