Sistemas de riego

Sistemas de riegoA continuación aparecen los sistemas de riego más utilizados:

– El riego a mano es uno de los sistemas más comunes, que se puede realizar de varias maneras, entre ellas las más comunes son con una regadera o una manguera. Una de las ventajas de este sistema de riego es que se distribuye el agua por las plantas una a una directamente.

Es ideal para mantener el jardín si éste no es de grandes dimensiones o se trata de una terraza con algunas macetas con plantas y flores.
Independiente de la opción elegida algo muy importante es asegurarse de que se riega profundamente.

– El sistema de riego por goteo es una buena opción, ya que a pesar de ser más caro, combina un ahorro considerable de agua con una gran automatización.

Su funcionamiento es el siguiente: el agua es extraída mediante una bomba de agua o directamente de la red de agua corriente, y luego se distribuye mediante conducciones adecuadas por todo el jardín. Combinándolo con un temporizador es como se logra el ahorro del agua.

Mediante este sistema se logra regar con poca frecuencia -dos veces a la semana durante una o dos horas cada día- pero profundamente.

– Otro de los métodos más utilizados es el riego por aspersión. La distribución del agua se realiza mediante aspersores, los cuales riegan mediante chorros, que suelen suministrar el agua de manera radial imitando a la lluvia. Una de las desventajas de este sistema de riego es que consumen mucha cantidad de agua.

Comparte este artículo

Post Comment