Primeras plantas para los niños

100_1738

Cuando los niños son pequeños, a veces es bueno darles algunas responsabilidades, para que vayan aprendiendo a ser responsables y a saber lo que se siente cuando algo depende de ellos, es una forma de ir preparándolos para los retos que van a llevar a cabo.

Con las plantas también podemos hacerlo. Hay niños a los que les gustan las plantas y a veces piden una para tenerla ellos mismos, cuidarla, echarle agua, algo que sienten que es suyo y de lo que se tienen que ocupar.

Para ello podemos utilizar una planta muy fácil y que se consigue a través de un único garbanzo. Si éste lo dejamos en un tarro con agua y un poco de algodón, veremos cómo la planta comienza a crecer y, en una semana, tendremos una planta ya nuevecita para que puedan cuidarla los niños.

Lo bueno de esto es que ellos mismos pueden observar el proceso que se da desde el garbanzo a la planta.

Comparte este artículo

Post Comment