Poda de árboles

Quien tiene árboles frutales sabe que estos meses de invierno son los más propicios para la poda de los mismos. Yo siempre suelo hacerla en noviembre-diciembre pero últimamente se recomienda que se pode en enero-febrero los árboles por lo que todo dependerá de cómo estén para hacerlo.

Si tienes árboles frutales y quieres que te den abundante fruto y de calidad, entonces has de dejar las ramas que tengan yemas de flor y de madera mientras que se eliminan aquellas que no sean apropiadas, que estén marchitas, etc. para que así le demos más fuerza al árbol.

Las ramas que tiran rectas hacía arriba (sobre todo en árboles grandes) no son adecuadas y esas también se cortan. Y lo mismo sucede con ramas que salen del tronco del árbol (ya que esas le roban toda la fuerza al árbol).

Comparte este artículo

Post Comment