Plantas que convierten a insectos herbívoros en caníbales

tomates
Un grupo de científicos de Estados Unidos ha descubierto un interesante mecanismo de defensa con el que cuentan algunas plantas. Éste hace que las plantas conviertan a insectos herbívoros en . Al menos así queda reflejado en la prestigiosa publicación Nature.

Un compuesto químico salva a las plantas

Esta investigación ha sido llevada a cabo desde la Universidad Wisconsin-Madison. En ella se comprobó que varias orugas acabaron devorándose entre ellas, la razón de esto fue una planta de tomate que segregó un compuesto químico responsable de la extraña transformación de comportamiento de los insectos.

Tal como declaró John Orrock, autor de este trabajo, A veces el fenómeno comenzaba con una oruga mordiendo a otra. Esta oruga acaba supurando y desde ese momento todo pasa muy rápido. Al final, siempre acaba alguien devorado.

Explicó que cuando hay mucha escasez de comida, algunos insectos acaban convirtiéndose en caníbales. Es como si se tratase del instinto de supervivencia que tienen muchos otros animales o el género humano.

La clave que convierte a los insectos en caníbales

La planta que han estudiado, cuando detecta la presencia de un depredador, segrega ciertas sustancias. Entre ellas el jasmonato de metilo. Esta sustancia actúa como repelente y también provoca la transformación de los insectos.

La proximidad de otras plantas hace que éstas también detecten esta sustancia. Lo que hace que comiencen a prepararse para un posible ataque de insectos depredadores.

Los investigadores introdujeron plantas de tomate en un recipiente y las rociaron con una solución controlada de esta sustancia. Después introdujeron larvas de oruga y tras ello contaron cuántas fueron comidas por sus semejantes.

Primero se comieron la planta y luego entre ellos pero echando una gran cantidad de esta sustancia todo cambió, transformándolos en insectos caníbales. Por este motivo, finalmente acabaron comiéndose entre ellas, lo mismo que sucede con lo que hacen las plantas.

Comparte este artículo

Post Comment