Las dos plantas más increíbles de la naturaleza

selaginella-lepidophylla

Hoy queremos presentaros dos proezas de la que tienen unas características realmente increíbles como por ejemplo la Selaginella lepidophylla, una originaria del desierto mexicano de Chihuahua y esta es conocida como “La que vive sin agua”.

Esta planta puede resucitar después de un periodo de desecación que puede llegar a durar varios años. Cuando no tiene acceso a líquido del que nutrirse, entra en un estado de vida latente donde puede vivir incluso después de haber perdido el 95% de agua. Cuando recibe un poco de humedad, en muy pocas horas comienza a resucitar y las hojas, que parecían muertas, vuelven a ponerse de color verde y a abrirse.

La siguiente plata es conocida por ser la más resistente del mundo. Su nombre técnico es Welwitschia mirabilis y crece únicamente en zonas desérticas de Angola y Namibia. ¿Qué es lo que hace que esta planta sea tan especial?

Es un tronco grueso con dos hojas que nunca dejan de crecer y que pueden llegar a crecer decenas de metros y dado que están enredadas, su aspecto es el de una planta muerta y no lo es en absoluto dado que según los estudios científicos se revela que puede llegar a vivir unos 2.000 años, ofreciendo una resistencia y capacidades extremas, pudiendo soportar incluso hasta cinco años seguidos sin agua.

Comparte este artículo

One Comment - Deja un comentario

Post Comment