Hidrosol

¿Te gustaría cultivar algo por ejemplo… en el techo? ¿Sabes que podrías hacerlo? Al parecer con Hidrosol sí que se puede. Se trata de un sistema que permite cultivar cualquier planta sobre una superficie dura (terraza, techos, etc.) con bajo mantenimiento y agua.

El producto se puede poner en marcha en tan solo cinco pasos: Primero impermeabilizar la superficie con un manto vegetal que puede ser una capa asfáltica o bien un plástico duro. Encima se ponen las placas Hidrosol hasta cubrir todo lo que quieras. Cubres los bordes con piedras o algo que impida que se vaya a ir el exceso de agua.

Encima de eso se coloca un tepe de sedum o una superficie vegetal, es decir, sitúas lo que quieres plantas y haces un primer y único riego con fertilizante. Lo que ocurre es que este producto almacena el agua sin que ello perjudique a las raíces sino para proveer de humedad y agua de forma permanente y apenas tendrás que hacerle nada, salvo que no llueva, claro.

Normalmente con 2 mantenimientos al año y con que se riegue dos veces al año con fertilizante es más que suficiente. Si ves que las plantas se marchitan siempre puedes reemplazarlas con otras.

Este sistema puede ser ideal para crear, por ejemplo, un techo de flores en el jardín exterior si tienes algún lugar especial (por ejemplo en los patios).

El precio de este producto ya va a depender de qué tan grande lo quieras porque hay varias medidas y el precio cambia en cada uno de ellos.

El de 150x75cm cuesta 35 euros; el de 100x100cm, 30 euros y el de 200x100cm 60 euros. Yo te recomendaría el primero.

Más información: Jardinitis

Comparte este artículo

Post Comment