Alcachofa (Cynara scolymus)

Procedente de Cartago y de las regiones mediterráneas, la alcachofa ha sido cultivada desde la antigüedad por sus cualidades excepcionales. En la actualidad esta planta vegetal y medicinal se utiliza en todas las regiones del planeta. La alcachofa crece unos de 2 metros de alto y muy ramificado.

Acción Farmacológica: estimula la metabolización del colesterol en el hígado, es diurético, tónico, depurativo, hipoglucémicas.

Sintéticamente, los preparados de alcachofa pueden ser utilizados para el tratamiento cardiovascular, el hígado, los riñones, eczemas, la diabetes, podagra, las hemorroides y para la regeneración de células hepáticas.

Tratamientos naturales:

El jugo de alcachofa:
Un pequeño vaso de jugo de alcachofa se recomienda beber antes del desayuno y el almuerzo. Es un tratamiento indicado para el estreñimiento y para las personas con peso de dramático aumento. Es un tratamiento de drenaje en caso de estreñimiento.

Para tomarlo como un té debe dejarse de 15-20 minutos para convertirse en una infusión. Una taza antes de desayunar y, a continuación, antes de la cena. El tratamiento se llevará a cabo en 21-30 días con curas de 30 días de descansos.

Nota:
En la Cuenca Mediterránea esta llega a producir hasta el 90% de la producción mundial. Algunos de los países donde su producción y consumo es tradicional, así como en los países de Italia, Francia y España estos producen el 80%. España es el segundo productor del mundo después de Italia que tiene aproximadamente el 30% de la producción y se ubica como el primer exportador.
De la producción total el 40% de las alcachofas en España son transformadas industrialmente en su produccion.

Comparte este artículo

Post Comment