3 plagas de jardín en verano

mosca blanca
Aunque todavía queda bastante tiempo para que llegue el verano, nunca está de más estar preparados para prevenir las que pueden aparecer en esta temporada. En este artículo vamos a compartir contigo tres de las más frecuentes.

Plagas de jardín frecuentes en verano

La cochinilla es una de ellas, pudiendo ser blandas o con armazón. No importa cuál sea la que ataque a las plantas de nuestro jardín, siempre forman diferentes protuberancias de color en los tallos, hojas y frutos de las plantas.

Se alimentan de los jugos de las plantas y producen una sustancia similar a la melaza en la que aparece la fumagina. Un árbol que esté infestado puede llegar a producir muchas cantidades de esta melaza, lo que atrae a infinidad de insectos como avispas, abejas, hormigas y moscas. Es importante utilizar un producto específico para acabar con ellas, por eso es recomendable consultar a los especialistas.

Los saltamontes también pueden aparecer como plaga en verano. Pueden parecer inofensivos pero cuentan con grandes mandíbulas y pueden arrasar con un jardín si hay un gran número de ellos. Se alimentan durante el día y podremos notar su presencia viéndolos o comprobando bordes irregulares de las hojas.

Finalizamos con la mosca blanca, la cual se alimenta succionando los jugos de las plantas y donde los adultos se alimentan de la parte inferior de las hojas. Uno de los problemas es que se reproducen rápidamente y si no frenamos esta amenaza pueden convertirse en un gran problema.

Uno de los signos de presencia de moscas blancas pueden ser hojas mordidas, atrofiadas o arrugadas. Su alimentación produce melaza, lo que origina la fumagina negra y atrae a hormigas, razón por la que debemos frenar su progresión en cuanto detectemos la presencia de esta plaga.

Es conveniente revisar de manera periódica todas las plantas del jardín y frenar rápidamente cualquier avance de las plagas.

Comparte este artículo

Post Comment